Header Ads

Así de espectaculares son la nueva fotografía y vídeo que vienen gracias a los drones


La fotografía aérea ha cambiado para siempre gracias al uso de los drones. Estos pequeños dispositivos han conseguido que los fotógrafos puedan prescindir de grandes helicópteros con los que tomar fotografías, democratizándose su uso para conseguir imágenes espectaculares desde el cielo con nuestras cámaras.
Los drones son perfectamente empleables en casi todos los tipos de fotografía actual, pudiéndolos utilizar desde la fotografías de naturaleza como para grabar un original reportaje de boda. Te contamos a continuación qué debes saber sobre la fotografía con drones a nivel de equipamiento y los resultados más espectaculares que se están consiguiendo.
¿Qué se puede hacer con un drone?
Las grabaciones con drones ofrecen un resultado peculiar, ya que la vista aérea de los espacios ofrece una información mucho más completa y un estilo estético impresionante. Si hablamos de vídeo, la incorporación de una cámara con cabezal pivotante hace que podamos realizar unas panorámicas impresionantes durante el vuelo.
Invertir en un drone no sólo te asegura que el equipo va a poder levantar el kilaje necesario para volar, sino que también disminuye sensiblemente las vibraciones de los motores y mantienen una mejor estabilidad lo que da más seguridad a la hora de que la imagen quede lo más estabilizada posible con un recorrido recto y limpio.
Fotodrones
Entre los vídeos que podemos encontrar realizados con drones hay algunos muy conocidos como este videoclip de la canción "I Won't Let You Down" de OK Go, reyes de Internet por sus originales videoclips virales como 'Here It Goes Again' con su famoso baile en cintas de correr. 

Entre todos los trabajos que podemos encontrar realizados con drones, los vídeos de viajes suelen ser los más abundantes. La sabana africana, filmada por Relais & Châteaux nos ofrece las imágenes más espectaculares de su fauna como nunca lo habíamos visto. 

Just 2 Guys Creative lo componen un par de chavos especializados en vídeo digital y videografía aérea con los que podemos viajar a la otra parte del mundo, concretamente hasta Tailandia, para recorrer sus maravillosas selvas y ríos en los que estos dos chavales pasaron tres meses con su drone para capturar la belleza el país indochino. 

Como no todo son vídeos, las fotografías tomadas con drones hacen que lugares típicamente conocidos como La Sagrada Familia, el Taj Mahal o el Kremlin de Moscú toman una nueva dimensión cuando los vemos contextualizados e integrados en la ciudad.

Así lo ha hecho Amos Chapple, que lleva desde el 2005 recorriendo el mundo fotografiando los lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Ha sido uno de los primeros fotógrafos que se dedicaron a recorrer el mundo fotografiando monumentos y espacios que hoy en día prohíben el uso de drones.
Amos Chapple Sagrada FamiliaFotografía de Amos Chapple en Facebook
Amos Chapple BudapestFotografía de Amos Chapple en Facebook
A través de la red social Dronestagram podemos encontrar fotografías o vídeos hechos con drones tanto de profesionales como de amateurs alrededor del mundo, permitiéndonos filtrar resultados según la localización, el drone empleado para las fotografías e incluso dispone de concursos y un foro de la comunidad. Página recomendadísima para los aficionados a este tipo de fotografías.
AjdaulayFotografía de Ajdaulay vía Dronestagram
KarenFotografía de Karen Gullon vía Dronestagram
NivongFotografía de Nivong vía Dronestagram
Volviendo a los vídeos, Meli, un chico aficionado al ski y al skate, nos propone dar un paseo aéreo en su proyecto 'Fly High!', rodado en España, Austria e Italia con unas localizaciones de ensueño.
Patrice Gaucher es un aficionado a la videografía que gracias a sus drones ha conseguido visitar China y grabar los lugares que la UNESCO ha declarado como Patrimonio de la Humanidad en el país. 


Danny Cooke ha conseguido volar su drone por Pripyat para CBSNews. Vemos una ciudad desierta comida por la naturaleza a vista de pájaro. Al fondo se erige, como una sombra monstruosa, la central nuclear de Chernobyl, que en un accidente en 1986 obligó a desalojar el pueblo. Danny Cooke es un premiado filmador que gracias a su experiencia previa, ha conseguido grabar esta impresionante pieza del pueblo ucraniano empleando un drone DJI Phantom 2 con una GoPro3+ y una Canon 7D para las tomas desde el suelo. 


Hagáis lo que hagáis, eso sí, intentar no meteros en un lío como Drone Hub, un aficionado que grabó unos fuegos artificiales con su drone y tras hacerse viral, ha sido buscado por poner en peligro la seguridad del evento ya que según Forbes, "las personas no participantes tienen prohibida la entrada, tránsito, situarse o permanecer en ninguna de las zonas de seguridad sin la expresa autorización del Capitán del Puerto de Miami o un representante designado", lo que apuntan que podría acarrear incluso pena de cárcel.

Para fotografía aérea no vale cualquier drone

La primera pregunta cuando nos pica el gusanillo de probar un drone para hacer fotografía es, ¿qué modelo es el más adecuado para mí? El funcionamiento de estos aparatos de control remoto bebe mucho del aeromodelismo. Así, podríamos optar por un económico modelo básico para pilotar y jugar con un pequeño aparato o construirnos nuestro propio cóptero por unos cuantos miles de euros ajustándolo a nuestras necesidades.
Richard UntenFotografía de Richard Unten
Como modelo básico podríamos mencionar el Syma X5C Explorers que a través de Amazon España lo encontramos por 76 euros, un precio limitado para un modelo básico con una cámara modesta. Básicamente, este tipo de drones son juguetes poco resistentes y con una autonomía de vuelo extremadamente limitada, por lo que deberíamos considerar la compra de dos o más baterías para alargar su autonomía.
"Si vas a cargar una cámara cara, tienes que asegurarte de que tu drone va a volar y que va a volar bien"

Para proyectos audiovisuales, mejor drones de gama intermedia

Como modelo intermedio o semiprofesional contamos por excelencia con el DJI Phantom, en este caso en Amazon solo cuentan con el modelo 2 por unos interesantes 650 euros. La tercera versión del reputado cuadricóptero ya se encuentra disponible en el mercado a un precio superior, de en torno unos 1200 euros la versión advanced y 1500 euros la versión profesional. Los interesados en este tipo de drone con mejores prestaciones y que permiten incorporar una GoPro suelen ser productoras audiovisuales o creadores de audiovisuales que encuentran en los drones una forma novedosa e interesante de grabar sus productos ya sea un vídeo promocional, un videoclip o una boda.
En relación a los modelos avanzados y profesionales, el límite lo pone tu cartera y tu tiempo. Lo normal es investigar el montaje y los componentes más adecuados por separado para elaborar tu propio drone en relación a tus necesidades, aunque la ventaja de los drones ya montados es su alta fiabilidad de vuelo al venir montados y testeados en relación al peso que puedan soportar.
Ville HyvonenFotografía de Ville Hyvönen
El precio de equipos profesionales dedicados a cargar dos o tres kilos pueden llegar a los 85000 o 100000 pesos, cuando tiras a presupuestos altos, suele salir más económico montarlo tú, pero tienes que saber hacerlo. Si vas a cargar una cámara cara, tienes que asegurarte de que tu drone va a volar y que va a volar bien.
Por ejemplo, si un piloto necesita un motor potente porque necesita levantar una cámara pesada, la construcción del chasis debe ser en carbono, hay que integrar una batería acorde a la potencia empleada e incluso podríamos hablar del montaje preferible en hexacópteros y septacópteros. Todos estos elementos hacen que el drone sea cada vez más grande y complejo de manejar.

Escogiendo la mejor cámara para un drone

Comprar un drone con un presupuesto medio, casi siempre implica que queramos incorporar una cámara para grabar el recorrido que realicemos. Entre las posibilidades, existen cámaras grabadoras y también cámaras que a través de streaming transmiten la sensación de volar
Ville HyvonenFotografía de Ville Hyvönen
En relación a nuestro presupuesto, podríamos optar por una simple grabación con algunas de las cámaras que podemos encontrar en tiendas de aeromodelismo como la Fat Shark Pilot HD con grabación a 720p por unos modestos 2000 pesos aunque sacrificando demasiado la calidad.

La facilidad de pilotar una cámara pequeña y ligera

Subiendo un poco el presupuesto, nos encontraríamos con cámaras más ligeras y adecuadas para el pilotaje de un drone como las cámaras de acción tipo GoPro que además de un fantástico gran angular, incorporan grabación a 1080/60p y una imagen de mayor calidad. Si disponemos de más dinero y nuestro drone lo soporta, podríamos optar por una de las nuevas Hasselblad A5D Aerial por unos cuantos miles de euros o una más económica Blackmagic Design Pocket Cinema, que con un sencillo objetivo gran angular como el Panasonic 14-42mm ƒ/3.5-5.6 G VARIO ASPH OIS por 20000 pesos un equipo mucho más sólido dedicado a la producción seria de obras audiovisuales.
En el mundo del aeromodelismo y los drones, los únicos límites para crear tu experiencia de vuelo los pone el cielo... y tu bolsillo.
Ville Hyvonen 1Fotografía de Vile Hyvönen
Vía: Daniel Jimenez (Xataca)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.