Header Ads

25 opciones para divertirte sin gastar dinero


Cuando falta tiempo para que la quincena llegue nuevamente y te aburre estar sin nada que hacer o tienes poca creatividad para inventar planes con tu familia o pareja, puede resultar un poco difícil disfrutar el fin de semana.

Algunas recomendaciones para que puedas ponerlas en práctica.

Los fines de semana suelen ser los espacios más esperados y disfrutados por las personas, por tratarse de un espacio y tiempo personal en el que se puede salir de la monotonía y buscar la relajación, la tranquilidad y la diversión. No obstante, también suelen ser los días en los que las personas no controlan sus gastos y los presupuestos se olvidan.

Entonces, muchas personas pueden mantener sus finanzas sanas del lunes a viernes, pero los sábados y los domingos se suele dar ese “pase libre”, porque a veces la experiencia vale más que el remordimiento. Además, porque siempre estará la excusa que, para cualquier cosa que se quiera hacer, se necesitará dinero, ya sea para coger un bus o por pagar una entrada económica a un museo.


1. Jugar juegos de mesa: o de computador o de Xbox. Ten por seguro que no necesitarás nada de dinero y pude ser un plan muy entretenido para hacer con algunos amigos. Incluso, prepará palomitas y cuenta con algunos que sean interesantes y largos. Y si no tienes, recuerda que también existen aquellos de “adivina la palabra, el actor, la película” y otros grupales de mímica que pueden ser muy entretenidos.



2. Inventa recetas nuevas: la cocina puede ser todo un laboratorio nuevo por descubrir. Mira por internet algunas recetas interesantes y sencillas, quien quita, termines descubriendo un alma de chef escondida.




3. Recorridos a pie: dentro de tu barrio, no vayas tan lejos. A veces la rutina y el día a día hace que te pierdas de cosas tan básicas como saber de qué color son las casas vecinas a su conjunto o el parque que pensó que era pequeño pero que tiene una pista de patinaje. Siempre habrá algo nuevo por descubrir.


4. Escribe o lee algo que te apasione: de lo que sea. Desahógate. Escribir es una forma muy sencilla y divertida de pasar el tiempo sin que lo notes. Inventa historias, crónicas, novelas y hasta conversaciones que te hubiera gustado tener con alguien.



5. Juegue fútbol o practique algún deporte: o cualquier deporte que puedas practicar en un parque cerca de tu casa. ¿Por qué no retomar actividades antiguas con algunos miembros de su familia o amigos de la colonia?.





6. Tareas domésticas: puedes ponerte al día para dejar su hogar limpio y no esperar a que llegue año nuevo te sentirás cansado, pero satisfecho por haber hecho el deber.







7. Aprende a tocar un nuevo instrumento: desde piano, guitarra o hasta flauta. Apóyate de herramientas virtuales como Youtube o descarga lecciones gratuitas por internet.






. Verifica planes gratuitos: por lo general, todas las ciudades, sus museos y centros culturales, ofrecen planes gratuitos todos los fines de semana. Bueno, eso sí, para esto, quizá si necesitas lo del bus.





9. Planea una tarde de karaoke: saca a relucir los talentos de tu familia pasando una tarde cantando y bailando, puedes organizar rondas familiares de canciones.










10. Sal de paseo en bici: ¿a dónde? no importa, además de distraerte estarás ayudando a tu salud y puedes conocer más gente.





11. Día de películas: ya sea porque cuentes con una conexión a internet o porque tengas DVD’s, ponte al día con algunas.










12. Nuevos looks o intercambio de ropa: es una forma bastante entretenida, especialmente para ellas. El plan es fácil de hacer en casa y sólo requiere creatividad e imaginación.




13. Mira fotos: ¿hace cuánto no revisas los álbumes del matrimonio de tus padres o de tu bautizo? Puede ser una actividad familiar muy entretenida.





14. Revisa cupones de descuentos: desde los que vienen por defecto en los directorios telefónicos hasta aquellos que llegan con las facturas. Quizá encuentres algo interesante para comer o para hacer. Prueba también con las páginas online.





15. Spa en casa: la mayoría de mascarillas se pueden hacer de forma natural en la casa. Date el tiempo para consentir a tu cuerpo con unos buenos masajes.


16. Manualidades: no te excuses con que “nunca fuiste bueno para eso”. Las manualidades activan el lado derecho del cerebro que promueven la creatividad y la inteligencia motriz. Inténtalo con figuras de papel o bien en plastilina.




17. Voluntariado: verifica dentro de tu comunidad las actividades en las que puedes apoyar a los demás, creeme que te harán sentir bien.


18. Llamadas todo el día: hoy en día la mayoría de personas ya cuentan con un plan de telefonía fija ilimitada o, sea el caso, usa algún servicio por internet. Visite a esos amigos que tenía abandonados.





19. Camina: sin tener un rumbo fijo o dirección. Simplemente termina de leer esta nota, sal de tu casa y déjate llevar.





20. Rutina de gimnasio: y si lo tuyo es quemar calorías y mantener tu cuerpo activo, puedes probar algunas rutinas nuevas que encuentres por internet. O usa por fin esa caminadora que tienes como perchero.




21. Venta de garaje: revisa tu armario y los rincones de tu casa. Siempre habrá algo que ya no uses y a lo que pueda sacarte algún dinerito. Toma fotos y publícalo por internet.










22. Retos intelectuales: ya sea porque te guste leer o resolver crucigramas, busca la forma de ejercitar tu cerebro.





23. Picnic: al estilo de “paseo de olla”, ¿no te parece chévere hacer algunos sánwiches y comer en un parque cercano?







24. Dibuja o colorea: así se vea como una actividad para niños, en adultos suele resultar un ejercicio desestresante y que promueve la creatividad.





25. Duerme: ¿Hace cuánto no te levantas, desayunas, te acuestas nuevamente, te levantas a almorzar y a dormir de nuevo hasta que llegue la noche? Puede ser algo que tu cuerpo te esté pidiendo a gritos.



Recuerda, si tu decisión es salir de casa, no olvides avisarle algún familiar o amigo donde te encuentras.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.