Header Ads

Descubre los 17 gastos hormiga que afectan a tu economía sin que te des cuenta.

Avanzan en silencio pero están por todas partes. Se trata de los gastos hormiga, aquellos que no  detectas de inmediato, pero que en el largo plazo, se convierten en una fuga para tus finanzas.

Un artículo de la Comisión Nacional para la Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) pone en evidencia algunos de los casos más recurrentes de estos “costos indirectos o gastos invisibles”.
La dependencia recomienda cuidar hasta el último detalle sobre los productos y servicios financieros que contratan los usuarios.
La amenaza invisible
1.- Pagos a meses.  Aunque algunas tiendas departamentales dividen el precio entre un número de pagos, los productos cuestan más que si se pagan de contado, asegúrate de que el precio no incluya intereses o costos adicionales.
2.- Objetos que duran menos que los pagos.  Si piensas adquirir un par de zapatos  a 18 meses puedes cometer un error si esos zapatos te duran un año. Considera un solo pago,  pues seguirás pagando mensualmente por un objeto que ya no utilizas.
3.- Los intereses de los “meses sin intereses”. Los pagos sin intereses no generan un cargo adicional por cubrir el monto de forma mensual, sin embargo, cuando incumples o te retrasas con dichos pagos, pagarás intereses.
4.-  La chequera. La tendencia es que los cheques de papel desaparezcan para ser sustituidos por operaciones electrónicas. Algunos bancos cobran comisión por no tener el mínimo exigido para la cuenta de cheques.
5.- Comisiones de tarjetas de crédito. Son diversas. por no realizar tu pago a tiempo, reposición de tarjeta en caso de robo o extravío, por disposiciones de efectivo de la tarjeta.
6.- Comisiones de tarjetas de débito. Los bancos pueden cobrarte por disponer de dinero en cajero automático -si usas los que no son de tu institución financiera-.
7.- Estados de cuenta adicionales. Si vas a la sucursal bancaria por un estado de cuenta adicional,  conoce el cargo extra antes de solicitarlo.
8.-Comisiones en comercios. Algunas tiendas cobran un monto adicional por aceptar el pago con tus tarjetas. Pregunta primero y reflexiona si vale la pena el cargo extra.
9.- Ventanillas bancarias. Los recibos de servicios (teléfono, agua, tv, luz, etcétera) que pagues en ventanilla suelen incluir una comisión.  Una opción es pagar directo en las cajas de los comercios que reciban estos pagos, domiciliarlos o pagarlos por medio de banca electrónica.
10.- Aparatos que usan pilas.  Las de níquel o cadmio y  desechables. Utiliza baterías recargables, pues son más duraderas.
11.- Impresoras. considera que gastarás más en sus consumibles, pues los cartuchos se secan si no las usas constantemente, además del papel.
12.- Celulares y tablets. Aunque son aparatos que facilitan la vida, implican otros gastos, como las cubiertas protectoras, adornos para personalizarlos, candados, seguros y hasta las apps.
13.- Consolas de videojuegos. No sólo desembolsas en el aparato, sino en los juegos, accesorios de protección, más memoria o  controles especiales para juegos específicos.
14.- Comer en la calle. Comer es una necesidad primaria sin embargo, si gastas la mayor parte de tu salario en comida, es una grave fuga de dinero, podrías preparar tú misma comida y calentar en el trabajo, verás la diferencia.
15.- Comprar artículos que no necesitas.  No gastes en ropa o artículos que sabes no usaras en ese momento solo porque están en oferta, generan perdidas en tus finanzas.
16.- Gastar en taxi o gasolina. Transportarse es sin duda una necesidad, pero a los lugares cercanos podrías caminar y ahorrar dinero, además de que es bueno para tu salud puedes guardar una buena suma.
17.- Cigarros, café, refresco y alcohol.  Puedes darte un gustito de vez en cuando, pero si estás gastando más de lo que ganas, deberías considerar disminuir el consumo de estos productos.
Éstos son solo algunos, si tú conoces otros cuéntanos, nos gustaría los compartieras.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.