Header Ads

Qué o quién es un Hypster?

La abundancia de grupos, identidades o como lo quieran clasificar nos han llevado a crear estereotipos e incluso hacer culto a ciertos objetos y adorar el hedonismo en su máxima potencia. El Hipster es considerada una “subcultura” que está en constante expansión de necesidades en específico, en donde la seducción de la estética radica en el cambio constante.

[Hipster.- Gente en su adolescencia hasta sus 20’s quienes generalmente escuchan Indie Rock, compran en tiendas de baratas y platican acerca de libros, música , películas y arte.]




[Hispter.- Gente que escucha bandas de las cuales tu nunca habías escuchado, tienen un corte de cabello que solo puede ser descrito como “complicado” (mejor descrito como ” una semana sin lavarse” ). Probablemente tatuados, quizá Gays, definitivamente mejor que “tu”, leen nylon, vice y la sección de moda del periódico y consumen productos en URBAN OUTFITTERS, adictos al café y a los cigarrillos, lloran por estar en una banda, sus estudios la mayoría se refieren a algo de arte.]

¿Es usted un Hipster?
Nadie se reconoce hipster. Obvio: lo que los define es que son diferentes y no siguen tendencias. Es la moda de no estar a la moda. El hipster es un consumidor de cultura alternativa, sofisticado y culto, altamente tecnologizado, que usa poleras con mensajes irónicos, pantalones pitillo, pañuelo palestino y anteojos de marco grueso de carey.  

Música indie y café

Escuchan música indie y ven cine alternativo. Si bien la mayoría de ellos odian el pop y a todos sus exponentes como Lady Gaga y Britney Spears, hay algunos que haciendo uso de su tolerancia pueden escuchar música de cualquier tipo. Pero bandas como Pulp y Oasis son referentes dentro de esta subcultura. ¿Una banda más contemporánea? La estadounidense Foster the people. ¿Series? "Mad men". ¿Directores de cine? Quentin Tarantino y Wes Anderson. 

"El estilo los agrupa a través de una cierta estética que se puede visualizar como 'a la moda', 'ser onderos', pero como señalada con un cierto tipo de 'onda': no tan consumista (de marca); algo ecológica".

Los hipsters más comprometidos tienen hábitos vegetarianos, ya sea por convicciones de salud o por apoyo a los derechos de los animales. El café es la bebida hipster por excelencia porque, al contrario del alcohol, no es relajante, sino estimulante y además fomenta el arte de la conversación. 

Pero aunque tienen costumbres saludables, los hipsters no van al gimnasio ni hacen ejercicio obsesivamente porque rechazan la superficialidad derivada de los cuerpos perfectos en la publicidad y los medios. 

Buscan ser alternativos; escapan de la moda, reniegan de su tribu, pero se reproducen por doquier. Si bien tratan de estar fuera de lo in, es esa misma obsesión por escapar de lo establecido lo que los hace caer en esta subcultura. 


El hipster es un consumidor de cultura alternativa, sofisticado y culto, conocedor de las últimas tendencias independientes y de vanguardia. Este personaje es una suerte de yuppie intelectual que, a diferencia de otros bohemios, no reniega de la cultura popular y sus expresiones mundanas. Al contrario, el hipster es hijo de la tolerancia y la convivencia de gustos diversos presentes en el mundo de hoy.

La subcultura hipster es ante todo una tendencia intelectual y artística. Es un movimiento postmodernista, que tiende a rescatar ideas y modas pasadas para descontextualizarlas, reinterpretarlas y aplicarlas a las tendencias actuales. Los hipsters se precian de tener gustos, actitudes y opiniones que se califican como sofisticadas y vanguardistas. Ellos disfrutan de las exploraciones urbanas que combinan sus gustos pop con sus inquietudes alternativas.

Siguiendo el rastro

Los hipsters originales surgieron en la década de los '40. El estilo de vestir, el humor negro, la jerga, la actitud relajada, la pobreza autoimpuesta y la libertad sexual los identificaba.

Cuando esta tribu urbana envejeció, inventaron el entonces peyorativo término "hippie" para referirse a los jóvenes que los siguieron. De los hippies se pasó a los yuppies (jóvenes profesionales, de posición social y económica elevada) para volver nuevamente a los hipsters.

Blogs, FB, Twitter, iPod...

Los hipsters de hoy siguen siendo alternativos, pero alternativos tecnologizados. Hoy tienen blogs, bajan música por internet, participan de YouTube, se suman a Facebook, Twitter, Tumblr o My Space, están conectados a su iPod y con un celular último modelo.

Y en este punto es donde está la paradoja de los hipsters, porque quieren ser vistos, pero de manera alternativa. Dicha necesidad obviamente se traslada a la moda.

Quiénes son

Muchos de ellos pertenecen al ámbito de las artes, la tecnología y las letras. De acuerdo con estas preferencias, buscan profesiones que les permitan canalizar creativamente sus inquietudes intelectuales: artes visuales, fotografía, música, comunicaciones y carreras humanistas de diversos tipos. Generalmente tienen un blog, aunque ello no significa que todos tengan una ideología con un marco teórico o postura social crítica, como ocurre con otras tribus urbanas. Y precisamente esa falta de consistencia es la que les ha valido un sinfín de críticas.

Por lo mismo, no es posible catalogarlos como neo hippies, como se les han llamado en diversos artículos, ya que los hipsters carecen de la ideología que poseía el sesentero movimiento. "En términos más académicos, los hippies han sido vistos por las estudiosos de los jóvenes y sus culturas como un 'contracultura', o sea, constructores de un 'proyecto de vida societal' con una estructura de normas y valores y también de cultura que entraba en conflicto con la cultura parental y hegemónica", de la misma manera que el movimiento tenía una consistencia entre su ideología y su propuesta, a diferencia del grupo actual.

Ropa vintage, pantalones pitillos, cotelé café

La moda hipster es un elemento ecléctico. Su fetiche es la ropa usada o reciclada vintage, pantalones pitillos, camisas leñadoras a cuadros, zapatillas de colores como Nike, Reebok , Vans o Converse de caña alta en todas sus presentaciones, tanques, poleras con mensajes irónicos o totalmente lisas y con apariencia deslavada. Les encanta el cotelé café; utilizan en el cuello la kufiyya o pañuelo palestino; las mujeres usan abrigos de piel y leggings.

Casi elemental de su sello son los lentes con marco grueso de carey aunque no los necesiten. Circulan a pie, con su infaltable bolso cruzado de tela o de cuero viejo. Utilizan anteojos Wayfarer, los necesiten o no.

Pero por sobre todo, "lo fundamental en la vestimenta son los accesorios, porque unos jeans son unos jeans en cualquier parte del mundo, entonces los accesorios permiten personalizar el look. Sombreros, anteojos grandes o con diseños, bufandas, prendedores, etc.

El corte de cabello es también básico. El estilo debe ser limpio pero casual, con cortes convencionales casi sin peinar para indicar el rechazo a los convencionalismos del resto de la sociedad.


www.lasegunda.com
www.dtmqueretaro.com
www.dtmtoluca.net

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.