Header Ads

Johnny Bravo, Daria, La Vaca y el Pollito, Soy la Comadreja, Pokémon y South Park cumplen 20 años de haber sido estrenadas.




Hace 20 años la televisión se puso irreverente y políticamente incorrecta.

Las caricaturas comenzaron a ser más intrépidas, no sólo en la cuestión de las imágenes, sino en los temas que trataban. Jóvenes y niños vivieron la apertura. Las risas eran provocadas con chistes y situaciones más cotidianas y más críticas.

Sarcasmo, palabras altisonantes, adolescentes, un chico guapo, pero impopular y mundos raros fueron las apuestas que los canales de televisión hicieron.

Johnny Bravo, Daria, La Vaca y el Pollito, Soy la Comadreja, Pokémon y South Park cumplen 20 años de haber sido estrenadas.

Según Hernán de la Greca, director de Servicios Creativos para Cartoon Networks en Latinoamérica, estos títulos (de los cuales tres pertenecen al canal que representa) fueron parte de las exigencias de esa generación.

"Los jóvenes vieron ahí una sensibilidad. A fines de la segunda mitad de los 90 comenzó con estos shows como Johnny Bravo o Soy la comadreja, que marcaron una sensibilidad específica", explicó el ejecutivo.

Por su parte, el presentador de televisión, Horacio Villalobos, recuerda un poco de aquellos tiempos.

"Los niños de una generación anterior habían crecido con las aventuras de Los Picapiedra, con las travesuras de Don Gato o con la imaginación de Señorita Cometa.

"Al momento son divertimento, pero todas estas (caricaturas veinteañeras) tienen algo qué decir, no son sólo una aventura, donde se ve comedia física, aquí muchas de ellas tienen sentido y crítica social", dijo.

Daria, por ejemplo, se mostró como la crítica a la juventud y sus estereotipos. Con sarcasmo e ironía, la protagonista de la serie hacía incisivos comentarios sobre situaciones comunes en Estados Unidos.

LOS ORíGENES

Daria nació de la serie Beavis and Butthead. Ella no fue la única cuyo origen proviene de un programa más grande. En 1995 Cartoon Network creó Qué historia tan maravillosa, el show y fue ahí en donde se dio el origen de algunas de estas caricaturas incluyendo a El laboratorio de Dexter, Las chicas superpoderosas y Coraje, el perro cobarde.



Según Alan Ituriel, un joven animador mexicano creador de Villanos, que transmite Cartoon Network, estas caricaturas se convirtieron en los clásicos de toda una generación. "Los niños que ahora están viendo las caricaturas nuevas, cuando sean grandes recordarán su infancia y entonces esos programas se convertirán en sus clásicos", expresó.

South Park y Pokémon son los únicos programas que tienen su espacio en las pantallas y que han tenido continuidad a los largo de estos 20 años.


La serie protagonizada por un grupo de niños es producida por Comedy Central y a diferencia de Los Simpsons, que han atinado con sus predicciones, South Park hace uso del humor escatológico.

"Lo que a mí me encanta de esta serie es que hablan de cosas fuertes, de cosas que son reales, tal vez no sea para niños, pero sí divierte", expresó Horacio Villalobos, quien agrega que la mayoría de estas producciones compartían este estilo de humor.



Vía:EST

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.