Header Ads

Con polémico arbitraje Cruz Azul vence 2-1 al Querétaro


Con polémico arbitraje que marcó cuatro penaltis, tres dudosos a favor de la visita, Gallos Blancos cayó 1-2 ante Cruz Azul, su encuentro pendiente de la fecha 10, disputado en el estadio La Corregidora.

El silbante Erick Yair Miranda y su auxiliar número dos, se llevaron la noche al marcar dos penaltis inexistentes que el uruguayo Martín Cauteruccio cobró en los minutos 13 y 86; Christian Giménez falló otro también bastante dudoso (8).

Por el conjunto local, Camilo Sanvezzo había puesto adelante a su equipo con una primera pena máxima que hizo efectiva a los cuatro minutos de juego, para que luego todo se inclinara del lado cementero.

El triunfo le permite al conjunto cementero arribar a 21 unidades en la clasificación general y afianzarse en zona de liguilla, en tanto la derrota deja a Gallos mal parado en la tabla de cocientes.

El encuentro arrancó con buen ritmo y disposición de los dos equipos, y el local abrió el marcador a los cuatro minutos de desde los once pasos a una falta del argentino Julián Velázquez sobre camilo Sanvezzo, quien lo hizo efectivo para el 1-0.

Enseguida vino el primer penalti polémico del silbante a favor de la Máquina Celeste, en una supuesta falta de Miguel Martínez sobre el chileno Felipe Mora que Christian Giménez cobró pero el arquero brasileño Tiago Volpi detuvo en el minuto ocho.

Corría el minuto 13 y el silbante se sacó otra pena máxima de la manga a favor de la visita en una mano sin intención de Jaime Gómez que ahora el charrúa Martín Cauteruccio cobró con potencia para vencer a Volpi y hacer el 1-1.

El ímpetu con el que comenzaron el encuentro ambos conjuntos bajo de intensidad pues ninguno de los dos tuvo la idea para superar al adversario, aunque la visita buscó hacerlo pero careció de idea.

La segunda parte resultó un poco más atractiva con los dos equipos bien abiertos y generando oportunidades en las porterías, pero sin la puntería suficiente como para hacer daño, además de que los arqueros estuvieron acertados.

Cruz Azul quiso pero no pudo ante un rival que aunque en el papel parecía a modo, en la práctica se le complicó y le jugó bien parado y con cierta presión, pues por momentos también tuvo para complicar a Jesús Corona.

Sin embargo, otra vez apareció la "mano negra" del arbitraje al marcar un penalti luego de que Jonathan Bornstein bajó el balón con el pecho y el auxiliar consideró que fue con el brazo para decretar la pena máxima que Cauteruccio marcó en el minuto 86 para poner el 2-1 definitivo.

Malo el trabajo del silbante Erick Yair Miranda pues también dudó al sacar las tarjetas y por Gallos amonestó a Jaime Gómez, Gerardo Lugo, y a los brasileños Everaldo Stum y Tiago Volpi.

Del lado del cuadro celeste, mostró cartón preventivo a Rafael Baca y a los argentinos Julián Velázquez y Gabriel Peñalba.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.