Header Ads

México paga su deuda en Juegos Centroamericanos



Al ganar los Juegos Centroamericanos y del Caribe que terminaron ayer en Barranquilla, México pagó en las cercanías del río Magdalena la deuda contraída hace cuatro años cuando debió derrotar a Cuba en Veracruz y dejó ir más de una decena de oros.

Entonces varios de sus principales competidores fallaron a la hora buena y el equipo sintió haber desperdiciado una oportunidad irrepetible. No fue así; en Barranquilla, los colombianos estuvieron por debajo de las expectativas, los cubanos erraron como nunca y los mexicanos sacaron jugo de todo.

Que México mostró su crecimiento en deportes en Colombia es una verdad como una piedra. Mas no lo hizo este verano en Barranquilla, sino en Cartagena hace 12 años, cuando redujo de 131 a 22 la desventaja de medallas de oro con respecto a los cubanos, cifra disminuida a 8 en Veracruz 2014.

Según la evolución de esos números no es sorpresiva la victoria de México, sí la ventaja de 30 medallas de oro sobre los cubanos, a quienes no le ganaban hace 52 años, el equivalente a un ciclo en el calendario Azteca.

Al diseñar las tablas de pronósticos que no suelen compartir con los medios, los isleños y mexicanos coincidieron en que los Juegos los ganaría Cuba, seguido por México y Colombia, pero con un margen mínimo de medallas de oro entre uno y otro. Otra cosa fue lo sucedido en el calor húmedo de Barranquilla.

El primer catalizador del estropicio para cubanos y colombianos no tuvo que ver con sus competidores, sino con los nadadores venezolanos, cuyo pobre rendimiento le propició a México ganar 15 medallas de oro en ese deporte, algo fuera del plan de la delegación. A partir de ahí, México fue imparable.

Por años Cuba sacó provecho de las reglas. Alguna vez ganó 30 oros en levantamiento de pesas y 20 en lucha, por poner dos ejemplos. Hoy esos deportes ya no dan tantas medallas doradas y además, Cuba, bajó el nivel en el primero, y ya no es invencible en el segundo. La realidad cambió y Cuba se ha demorado en asumirlo.

Los caribeños tienen justificaciones elásticas de su derrota. La delegación fue golpeada por deserciones y dolencias físicas en los últimos cuatro años, la isla tiene más de 10 veces menos habitantes que México y no posee su dinero para prepararse. Sin embargo nada de eso fue la causa principal de su revés.

La plata en boxeo de un campeón olímpico, el revés en lucha de un campeón de América, derrotas en judo femenino y los equipos de voleibol sin medallas fueron imágenes desveladoras de la pérdida de la sangre fría de varios de los deportistas de la isla que siempre habían sido difíciles de matar a la hora buena.

Lo peor para Cuba en Barranquilla 2018 no fue el segundo lugar con 30 de oro, sino la caída de algunos de sus santones a nivel de Centroamérica y el Caribe. Y el cambio de la manera de asumir la realidad: En los Juegos de 1982 la isla estuvo de luto por terminar segundo en béisbol; ahora celebró la plata como si fuera oro olímpico, algo impensable años atrás.

Desde el punto de vista de México, el mérito es genuino, pero sus analistas deben asimilar la hazaña en una justa dimensión y sin escuchar a los políticos que desde mañana se acreditarán los triunfos y los exagerarán.

Las numerosas medallas de oro México no fueron en pruebas olímpicas y la proeza de los mexicanos en los juegos terminados ayer no es adelanto de lo que sucederá en los Panamericanos de Lima, del 26 de julio al 11 de agosto del 2019.

Allí no ganarán cinco oros en triatlón, sólo dan dos, y deberán trabajar duro para vencer otra vez a Cuba y Colombia. La fiesta en Lima será con una música diferente a la de esta vez cerca del Magdalena y los mexicanos tienen un año para adaptarse al ritmo.

MEDALLERO
País Total

1. México 132 118 91 341

2. Cuba 102 72 68 242

3. Colombia 79 94 97 270

4. Venezuela 34 48 73 155

5. R. Dominicana 25 29 53 107

6. Guatemala 21 22 41 84

7. Puerto Rico 20 29 38 87

8. Jamaica 12 4 11 27

9. T. y Tobago 9 8 13 30

10. Bahamas 4 2 1 7

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.